Camara de Pasion

Ignacio Rangel, “La libertad es fundamental a la hora de pintar”.

Ignacio Rangel de Arias, nace en Vélez Málaga un 9 de diciembre y desde entonces ha llevado su ciudad como estandarte allá por donde va. Desde muy pequeño muestra una gran inquietud hacia el mundo del arte y fruto de ello entra como alumno de D. Javier Navarta, pintor navarro afincado en Torre del Mar, allí explora y experimenta en las diversas técnicas artísticas, forjando lo que más adelante se iría definiendo en un estilo propio.

Cofrade desde que tiene uso de razón ha vivido siempre la semana santa entre Vélez, Málaga y Sevilla pues su familia paterna es sevillana. Siendo muy participativo en diversas hermandades de esas ciudades, aunque a día de hoy es hermano de bastantes hermandades considera como pilares fundamentales de su fe la Hermandad de la Esperanza de Málaga y la popular Hermandad del Cachorro de Triana.

A lo largo de los años va combinando estudios académicos con informales y pese a que se gradúa en Psicología nunca deja de lado su faceta artística, fruto de ello realiza varios trabajos para Hermandades de Málaga y provincia

Tras un breve parón de tiempo vuelve a retomar los pinceles, volviendo con un sello propio y muy característico combinando los rasgos más característicos de la pintura clásica con elementos modernos, combinando de una forma sutil y perfectamente equilibrada lo antiguo con el arte moderno y contemporáneo sin caer en el conceptualismo abstracto.

Obras con conceptos claros, con una iconografía fácilmente reconocible y muy sólida pero siempre innovando desde la modernidad de los nuevos tiempos que corren son el sello inconfundible de este artista. Elementos de la naturaleza, de la astrología e incluso la mitología se combinan de forma perfecta en la pintura de Rangel de Arias.

Destacar sobretodo la producción artística realizada durante el tiempo de confinamiento, diversas obras de rogativa para pedir por el fin de la pandemia como la del Crucifijo de San Agustín, el Cristo del Buen Viaje de San Esteban o el Cristo de la Vera+Cruz de Sevilla llaman la atención de las Hermandades y logran el reconocimiento de medios de prensa sevillanos como Pasión en Sevilla de ABC.

También fruto del confinamiento nace su último cartel para la Hermandad del Rocío de Marbella bajo el lema: “Rocío en el corazón” se nos presenta un corazón a modo de altar del cual afloran todos los elementos y simbología características del camino.

Obras que según el propio autor son siempre creadas desde la libertad, defendiendo este elemento como básico y clave en la creación artística; “La libertad es fundamental a la hora de pintar, hay obras que nacen de una idea muy clara pero conforme la voy ejecutando esa misma libertad las lleva por otros caminos hasta que llegan al resultado final”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Contacta